fbpx
3 beneficios de tener tu propio blog

3 beneficios de tener tu propio blog

De chica quería ser muchas cosas antes de encontrarme con la profesión del diseño gráfico; quería ser neonatóloga, psicóloga y escribir cuentos. Amaba sentarme en la computadora a escribir historias inventadas que nunca tenían final pero que las guardaba en carpetas separadas por temática: algunas eran drama, otras románticas, de humor, u otras muy cortitas que podrían llamarse microcuentos. Siempre fui organizada con esas cosas, me gustaba dividir y segmentar para que la búsqueda me fuera más fácil. 

Años después encontré en el diseño gráfico el canal exacto e indicado para contar historias desde otro lugar. Sin embargo nunca me olvidé de mi pasión por escribir, y si me hubieran dicho 3 años atrás que iba a tener mi propio blog de diseño, la ansiedad no me hubiera dejado dormir. Pero no fue hasta hace menos de un año, que pensé seriamente en tener mi propio canal de contenido, un blog donde pudiera hablar y mostrar lo que sé hacer, lo que me apasiona, y lo que amo diseñar. Me llevó (y lleva) mucho tiempo armar todo esto, mantenerlo, escribir, pensar qué quiero contar y cómo quiero hacerlo, corregir el texto, armar las portadas, subirlo a la web, configurar mis redes para que salga todo en el mismo momento y sobre todo escribir contenido nuevo y  no “repetirme”. También es un desafío tratar de ponerle mi impronta a lo que escribo, hacer propio el texto y que ustedes puedan entender lo que quiero contar. 

Tener un blog no es sencillo, ya que implica mucho trabajo y disciplina, sobre todo sentarse en la silla y crear contenido propio, sin embargo es muy satisfactorio tener un espacio para desarrollar ideas y explayarse todo lo que a una se le ocurra. Me gustaría incentivarte a que también pienses en este canal (el blog)  como una manera de comunicar tu marca, expandir tu universo y llegar a más lugares. Por eso quiero dejarte 3 beneficios reales de tener un blog propio y así motivarte a comenzar a transitar por este camino. Claro que, más allá de los beneficios que tenga y de pensar el contenido que queremos comunicar, es importante pensar qué buscás generar con tu marca, qué tipo de impacto querés tener en quienes te siguen y de acuerdo a esto, cuán importante y necesario crees que es tener un blog para vos. 

Si pensás que tu marca lo necesita, te invito a leer  estos 3 beneficios que te dejo acá abajo, no están en orden de importancia porque a mi juicio todos son igual de importantes, hasta diría necesarios si queremos que nuestro emprendimiento comience a tener sentido, contenido y valor agregado.

Beneficio 1 – Es un canal de contenido 100% propio.

Podés tener unas redes sociales hermosas, diseñadas y cuidadísimas, en cuanto atención al público y lo visual que ofrecés, pero nunca van a ser del todo tuyas. Apoyar toda tu comunicación en canales que son semi-propios puede ser un gran riesgo cuando pasan las famosas caídas a nivel mundial, cuando el algoritmo falla o cambia, incluso hasta pueden hackearte o denunciarte la cuenta. No se puede controlar nada de todo eso y en un minuto  podés perder meses y meses de trabajo duro. Entonces, pensar en tener un sitio web y un blog te garantiza tener canales propios: el blog es un medio 100% tuyo. Te permite controlar la regularidad con la que publicas contenido, obviamente controlás y moderás el contenido a tu gusto y, a medida que vas generando contenido y potenciando tu blog, vas a ir logrando que la gente lo conozca cada vez más, hasta lograr que empiecen a llegar de manera orgánica a ese espacio. Es un contenido que queda por siempre almacenado ahí, al alcance de tus potenciales clientes, para que puedan encontrarlo y verlo una y otra vez.

Pensá que cuando publicas contenido en tus redes (aún con publicidad paga), tienen un tiempo limitado de alcance, cuando el post deja de ser visible comienza a quedar debajo en tu feed y tus seguidores ya no se acuerdan de leerlo, sin contar con que compite con miles de otras cuentas que hacen post diariamente lo que van «bajando» tu contenido prácticamente apenas sale publicado. Si querés que vuelven a encontrar aquel post, queda a cargo tuyo promocionarlo y volverlo visible nuevamente. Con el contenido del blog esto no es necesario porque queda ahí por siempre (ordenado cronológicamente) y tenelo, de seguro  atraerá permanentemente a personas diferentes, gracias a los buscadores en Internet.

Contar con un sitio propio de contenidos también viene con una fuente inagotable de recursos para hacer crecer tu marca, si bien lleva tiempo escribir un artículo con contenido de valor, éste mismo luego puede ser reciclado en diferentes post o en algún mail bien segmentado a tu público. Y sobretodo, es una gran puerta para posicionarte como referente en el tema: enseñar y hablar de lo que sabes, dar valor agregado a tu comunidad para que siga creciendo y logres llevar  tu marca más lejos. En este canal es muy importante dar información de valor y, aunque no hables de un tema super novedoso, podés (y debés) ponerle tu propia mirada para que del otro lado comiencen a seguirte por lo que decís y cómo, nada más lindo que hacer propio lo que uno ama hacer y que la gente comience a reconocerte por ello.

Beneficio 2 – Mejora tu posicionamiento en Internet y favorece al tráfico orgánico

El contenido del blog puede tener el formato que quieras: podés aprovecharlo como un portfolio de tus trabajos, en donde van a predominar las imágenes; podés hacerlo de manera escrita para explayarte y hablar sobre un tema que esté relacionado con el Universo de tu marca; también podés utilizar el formato audiovisual (videos o podcast) si te interesa mostrar tutoriales o entrevistas y crees que es un formato más adecuado. Todos los formatos son bienvenidos, los mismos ayudan a posicionar un tema particular, y está perfecto que puedas apropiarte de un estilo que vaya con tu marca.

Es importante resaltar que hacerlo escrito trae un beneficio extra: ayuda a que toooda tu página se posicione mejor en Google. Para poder posicionar un sitio hace falta contar con un mínimo de palabras, que teniendo secciones estáticas es difícil poder alcanzar, así que este es un beneficio muy provechoso. Lo explico mejor: pensá en las secciones que tiene tu sitio web (quien soy, productos, contacto, y similares) y seguramente no las actualices demasiado porque quizás no haya contenido nuevo con tanta frecuencia, salvo cambiar un precio, agregar o quitar un producto, etc, entonces tu página se convierte en un sitio con poco movimiento y con pocas palabras que generen contenido relevante para que los motores de búsqueda de Google te tengan en su radar. Tener un sitio estático te da un límite de palabras que usas y como dije anteriormente, Google utiliza las palabras para encontrar y posicionar sitios: son éstas famosas KeyWords, aquellas palabras claves que tienen que ver con tu Universo de marca, las que te ayudan a atraer a ése cliente y que deben estar en tu sitio web (todo esto mejora con mucho trabajo de SEO, obviamente). 

Entonces si necesitas KeyWords para atraer, hay que usar éstas palabras y qué mejor que tener un blog para lograr esto. Es contenido que vas a renovar todo el tiempo, aún si no lo comenzás de cero podés actualizarlo o mejorarlo; cada vez que escribís una nueva entrada en tu blog estás generando una nueva página que será indexada (registrada por los buscadores) en tu sitio web. Esta es una forma de decirle a Google y los principales motores de búsqueda que tu página web está viva y que cada cierto tiempo deberían pasarse a ver qué nuevo contenido tenés para ofrecer ofrecer.

Tampoco es magia, se necesita tiempo para llevarlo a cabo! No vas a comenzar a recibir visitas orgánicas con el primer artículo que publiques, pero con cierta periodicidad y con una buena promoción de tu blog a través de redes sociales o mailing, vas a comenzar a recibir visitas hasta llegar al punto que cuando la gente sepa lo que va a encontrar allí, van a entrar directamente a tu sitio sin googlear. Hasta llegar a ese momento, es necesario que cuando tu cliente ideal realice una búsqueda en Google seas una de las primeras opciones, aparezcas en el radar y comience a girar la rueda.

Beneficio 3 – Multiplica tus posibilidades de vender y crecer

Incluir en tu sitio web una sección que sea de blog te permite generar tráfico más calificado a tu página sin tener que estar vendiendo todo el tiempo, son visitas a tu página web sin la necesidad de tener que estar promocionando tus servicios o productos. Pensalo así: que quien ingresa a tu blog fue porque busco saber más sobre un tema en particular del que vos estás hablando, quiere leer tu contenido y cuando ingresa a tu blog tiene en el mismo sitio todo tu catálogo de productos o la lista de tus servicios a disposición. Es un círculo que se cierra por todas partes y tu única tarea fue promocionar ese artículo para atraer no solo a un potencial cliente sino a quien definitivamente es tu cliente ideal, funciona como un filtro y por eso que el tráfico es más calificado. Como sólo vas a estar hablando de determinados temas, automáticamente vas a filtrar a las personas que no tienen interés en eso. 

En tu «paso a paso» de venta, es válido promocionar y usar la venta directa de tus productos o servicios, pero en algún momento esta excusa se vuelve limitada, se te acaban los motivos para llevar gente a tu sitio web. No hay nada menos interesante que una marca que solamente quiere vender, te llena de ése tipo de información que a larga se vuelve irrelevante, agotadora de ver y poco atrayente. Con un blog podés crear contenidos y compartir temas relacionados con el mundo de tu marca, sin estar todo el tiempo vendiendo directamente. Vas a atraer a la persona interesada en tus productos o servicios con contenido de valor pero también te ayuda a poner un filtro; y una vez que están en tu Blog leyendo podés aprovechar el mismo artículo para hacer links internos a productos específicos de tu tienda relacionados con eso que estás compartiendo. 

Con todo esto quiero decirte que si antes tenías sólo una excusa para llevar a tus clientes potenciales a tu sitio (la venta), con un blog se multiplican las excusas para llevar gente a tu página. Y también se multiplican las chances de mostrar tu identidad y personalidad independientemente de que hables un tema que muchas personas pueden hablar, es una oportunidad para desarrollar tu mirada y mostrar tu forma de ser, que es única. Podés crecer en tu nicho de marca e incluso conectar con colegas y posibles alianzas que vean en tu contenido una buena forma de asociarse y trabajar juntas, realmente las posibilidades de crecer son infinitas. 

Beneficio extra – tu contenido funciona como un imán de atracción

Como dije en el beneficio 1, todo ese contenido que vas creando en tu blog se transformará en un activo de tu negocio. A diferencia de un anuncio que comienza y termina en una fecha y en el que probablemente comuniques algo muy específico, tu contenido nunca va a pasar de moda y te servirá para seguir atrayendo potenciales clientes una y otra vez. Se convierte como en un imán que atrae hoy pero que también lo hará en un mes, en un año, en cinco… Es contenido basado en las necesidades y preguntas comunes de tus clientes y no una publicidad puntual con una promoción del momento, va a seguir atrayendo futuros clientes cada vez que tengan esa misma necesidad.

Incluso ese contenido puede transformarse en un potencial producto o servicio, ¿podrías unir las ideas y contenidos creados en un Ebook? ¿O en un curso online? Sería un nuevo producto basado 100% en el contenido ya creado en tu Blog.

Tomar la decisión de crear tu blog implica horas de sentarte a escribir y buscar contenido relevante, hacerlo propio y apalancar con tus redes o con email marketing el alcance que éste tenga. Si bien es una cuestión para tomarlo enserio y dedicarle tiempo, también es un decisión que te va a traer muchos más beneficios de los que nombre acá arriba. Es una inversión a largo plazo.


Deja un comentario