fbpx
¿Cómo diseñar tu contenido anual?

¿Cómo diseñar tu contenido anual?

Me parece valioso empezar mi blog 2020 con un artículo que te ayude a diseñar la comunicación de tu marca durante todo este año. No quiero decir que en enero escribas y diseñes las piezas de octubre, pero sí que empieces a vislumbrar qué eventos importantes vas a necesitar programar y vas a queres mostrar a tu comunidad.

¿Qué necesitas para empezar a hacer este laburito? Hojalápiz y un almanaque al lado para contemplar tu año dividido en días, semanas, meses, trimestres y semestres; esto te va a ayudar trabajar mejor la planificación anual y todo aquello que necesitas preveer con tiempo y lo que debes pensar a nivel integral.

Y otra cosa muy importante van a ser tus ejes comunicacionales (que te recomiendo no cambiarlos mes a mes porque no se puede construir sólidamente si tu base cambia constantemente) y los canales que vas a utilizar para transmitir esto: redes, web, mailing, whatsapp, señales de humo o paloma mensajera. Acá se trata de tener en claro los QUÉ y los CÓMO de tu comunicación.

Con ésto a mano, te voy a dar una guía de como vencer el almanaque en blanco y puedas diseñar vos misma la comunicación de tu marca y tener una guía para no ir perdiendo el rumbo. Este artículo se basa solamente en la comunicación, no es para establecer objetivos de venta ni mejoras financieras en tu negocio, es una guía (más algunos consejos) para que puedas armar tu mapa de contenidos. Te los voy a ejemplificar con mi propio ejemplo de cómo me planifiqué el año pasado.

Manos a la acción!

• Establece tu calendario anual con un objetivo principal.

El objetivo es tuyo y te va a servir como norte, va a ser el motivo de todos los esfuerzos y pequeños objetivos que te vas a plantear cumplir durante estos 12 meses para llegar a la meta. Pensá un objetivo grande y bien abarcativo para que tus esfuerzos estén bien enfocados.

También es importante marcar las fechas importantes para tu marca: eventos festivos como pascuas, días de, navidad, efemérides que correspondan a tu tipo de cliente y también las fechas importantes de tu marca (lanzamiento de productos nuevos, promociones tipo cyber week, aniversarios, etc). Obvio que tus vacaciones también las tenés que marcar para saber que en ése período necesitas automatizar más que nunca; son fechas que van a estar esparcidas durante todo el año y te va a permitir tener un pantallazo general de cuáles son los momentos del año calientes (por decirlo de una manera).

Con estos «momentos calientes» definidos, podes anticiparte y armar las acciones necesarias para la comunicación: ir anunciado con tiempo un próximo descuento, hacer encuestas para ver qué producto lanzar para navidad, preparar con tiempo una publicidad, modificar tu sitio web si hace falta, etc.

Mi consejo en este paso es que tengas un objetivo simple y grande a la vez, no seas rebuscada ni quieras inventar la pólvora para complicarte más la vida. Un objetivo grande puede ser duplicar las ventas, lanzar tus redes y sitio web, aumentar tu base de datos con respecto al año anterior, generar más interacción con tu comunidad, etc.

Si tenés un norte para seguir es mucho más fácil diseñar el plan a seguir, y con disciplina para cumplir lo que te proponés, no te para nadie. No es sólo desear, es trabajar fuerte para poder tachar metas y seguir soñando con más. Así que no te apabulles ni trates de abarcar más de lo que puedas porque un objetivo grande necesita tener muchos pasos más pequeños que, además de acercarte a la meta, van a darte una base súper sólida. Lo importante es trabajar conscientemente para que los esfuerzos sean una sola vez y logres medir, automatizar y delegar en el futuro.

Mi objetivo del año pasado fue optimizar mi sitio web y aumentar la interacción en redes.

• Dividí el año en dos y planificá acciones grandes por semestre.

Si tu objetivo es tener una comunidad más grande para duplicar las ventas del año pasado, en éste paso tenes que anotar 4 o 5 acciones concretas para llegar a este objetivo. Por ejemplo, los primeros 6 meses vas a enfocarte en recolectar mails y generar una comunidad fiel en redes, y en la segunda parte del año puedas implementar campañas de mail y alguna acción en conjunto con alianzas; de esta manera vas a activar tus ventas porque pudiste agrandar tu comunidad.

Lo que importa es que tus acciones del primer semestre estén relacionadas con las del segundo para dirigir tus esfuerzos de manera escalonada y llegar a tus objetivos. A medidas que vas cumpliendo lo que te propones, vas adquiriendo más confianza en vos, más herramientas resolutivas y más ganas! Las ganas son todo en este mundo emprendedor.

Mi consejo es que no te llenes de acciones, que sean 2 o 3 por semestre y esten correlacionadas. Si abarcas mucho más de lo necesario, tu energía se diluye y no logras enfocar , vas a pifiar y te vas a frustrar. No importa cuán multitasking te sientas, el cuerpo y la cabeza siguen siendo uno, es preferible dar mucho en un solo lugar y no poco en varios.

Mis objetivos del 1° semestre del año pasado fueron 2: lanzar mi blog teniendo al menos 4 artículos por mes y comenzar con la publicidad paga. Éstas dos acciones me acercan al objetivo de crecer en redes y optimizar mi web, porque un blog siempre lleva tráfico interesante.
Y para los objetivos del 2° semestre del 2019: enviar mails automatizados a mis suscriptoras y tener una comunidad activa en mis redes.

• Al semestre dividilo en dos y bajá a acciones concretas, más pequeñas.

Otra vez la clave es seguir dividiendo en partes más chiquitas, acá nos vamos acercando a los objetivos de corto plazo. Es momento de hacer una lista de acciones que podes planificar para llevar a cabo en 3 meses, te van a ordenar los pasos a seguir y tu cabeza va a estar bien orientada.

Puede ser la configuración de una plataforma de mails, el diseño de tu página web, el armado de las piezas de comunicación para las fechas importantes que anotaste anteriormente, pensar la publicidad paga y sus posibles segmentaciones, etc. Todas estas son acciones concretas y realizables, no es «duplicar la ventas» sino que es «armo mi web para canalizar más ventas por ahí y poder encargarme de otras cosas». Hay una diferencia entre el objetivo y la acción, en éste paso es cuando enlistamos nuestras acciones.

Te voy a decir las acciones que llevé a cabo en el primer trimestre 2019: calendarizar los 3 meses de contenido en redes, definir mis paquetes de servicios y los textos que iban a figurar en mi sitio web, ofrecer un recurso valioso a cambio de un correo electrónico, escribir un artículo por semana de mi blog, posicionar mi perfil en redes como docente y experta en el tema.

• Y ahora sí, la planificación se transforma en acción!

Ya no hay escapatoria, corazona! Todo lo que fuiste anotando es hora de llevarlo a la realidad, de la manera que mejor te resulte. Todas tenemos que hacernos cargo de muchas responsabilidades por fuera de la comunicación de nuestra marca (la atención al público, el stock, hablar con proveedores, armar y crear el producto, ir al evento para el que te contrataron, etc), pero viene bien separar momentos del mes para sentarte con tu libreta y empezar a accionar.

A ésta lista eterna de acciones que armaste antes, fijate cuáles son urgentes, cuáles son importantes, cuáles podés hacer vos y cuáles necesitas delegar. Ahora toca acomodar qué acción tenés que hacer primero y así vas a ir acomodándolas a lo largo de éstos 3 meses. En este punto, por más que sean 10 acciones por mes, vas a ver que están tan relacionadas entre sí que mientras hagas una seguramente estes resolviendo otra, por eso es importante establecer objetivos de largo, mediano y corto plazo.

Mi consejo es que te liberes uno o dos días de la semana para poder hacer todas estas acciones, así sean simples llamados o envíos de mails, separate estos momentos para no hacer nada mas que esto. Esta planificación empeza a mirarla como piezas de dominó, en el cual si una pieza no esta bien puesta puede afectar al movimiento de las otras.

• Y ahora, te cuento mi balance…

Gracias a esta planificación pude cumplir mis dos objetivos iniciales:

  • Mi comunidad en redes creció muchísimo, de 400 seguidores iniciales terminé con 1200. Pero no es tanto el número de seguidores, como la interacción que logre en comentarios y en mensajes privados (y eso que no aproveche tanto como hubiera querido la herramienta de publicidad paga). Pude posicionarme como experta en el tema que manejo, tuve alianzas que salieron muy bien durante el año, y entrevistas en dos canales que me ayudaron mucho a potenciar mi marca.
  • En cuanto a mi sitio web, aún no logro tener las visitas que quiero ni la interacción deseada, pero logre optimizarla muchísimo. Mi oferta de servicios está mucho más clara, tengo un blog con más de 30 artículos escritos palabra por palabra por mí. Conseguí algunas suscriptoras a mi newsletter de manera orgánica y directa (esto es cuando no pagas publicidad y conocen tu sitio directamente por googlear).

Comprometete con tus objetivos, hacelos carne y no te olvides que es tu marca, que trabajas por vos y que es lo que amas hacer. A mi me sirvió y este año lo arranque planificándolo también, ya les iré contando sobre mi nueva etapa.

Deja un comentario