fbpx
De qué se compone la identidad de tu marca

De qué se compone la identidad de tu marca

La identidad visual de un emprendimiento se compone de muchos elementos que hacen una unidad y logran un sistema visual donde muchas piezas conviven de manera armónica. Por lo general los elementos siempre son los mismos (logo, tarjeta, redes, web, etc)  pero podes ponerte creativa (me encanta), pensar muchas más cosas que puedan enriquecer tu emprendimiento y dejar volar la imaginación. 

Si tu marca tiene una identidad diseñada, pensada y definida, la creatividad puede ser inmensa porque no importa si haces una tarjeta o un mural en tu taller, tu cliente siempre te va a identificar por tus elementos identificatorios. 

Así que en el artículo de hoy voy a desglosar las partes fundamentales de una identidad, y cómo con esas podemos ir desarrollando otro tipo de piezas que también van a ser parte de la construcción de tu identidad. 

Elementos constantes de tu identidad visual.

  • Logotipo.
    El logotipo se compone del nombre de tu marca y, a veces, se incluye una bajada estilo slogan pero que no forma parte del logo en sí. No siempre el logo esta diseñado con la tipografía que se va a usar en las otras piezas, ni tiene todos los colores de la paleta elegida. Es una parte inicial de la identidad de tu marca, pero no es todo, no hay que darle al logo la función de explicar todas las aristas de tu marca. En este otro artículo que hice expliqué las cuestiones que debe tener un logotipo bien diseñado.

  • Paleta de colores
    La paleta cromática es otra de las constantes que tiene tu marca y define prácticamente toda tu visual. Después del logo es lo más importante y diría inmodificable (a menos que haya un proceso de rebranding) porque el color te identifica (más que una tipografía, más que un tipo de fotografìa) y es lo primero que se percibe de tu marca. En el manual de marca tiene que estar detallado la composición del color para archivo en imprenta (CMYK) y el código para el uso en dispositivos digitales (RGB).
    No recomiendo más de 5 colores por la simple razón de que tener muchas opciones puede marear en cómo y dónde usarlo. Cada color tiene una connotación (psicología del color) y cuando lo mezclamos con otro ese significado se modifica o expande, así que hay que elegir una paleta que conviva y aún así mantenga el sentido que buscás comunicar.
    La paleta no solamente se limita al color pleno de una placa o una tipografía, también tus imágenes fotográficas tienen que tener esta gama de colores. Si tu identidad es de blancos y rosas, tu fotografía no puede en blanco y negro, en sepia, o con un filtro azul. Acá también tenemos que seleccionar un filtro, un tratatamiento de la imagen que empalme con tu paleta.

  • Tipografías principales y auxiliares
    La tipografía está dentro de los elementos fundamentales aunque a veces se pueden permitir licencias o cambios, siempre y cuando mantenga ciertos parámetros. Lo principal es elegir una familia tipográfica y respetarla siempre, podemos jugar con las variables, con las mayúsculas, con las versalitas si nos aburre un poco (sobre todo en redes sociales) ver siempre lo mismo, pero respetando la familia tipográfica.
    Suele pasar que una identidad se diseña con una tipografía que para dispositivos web no funcionan, entonces el diseñador debe tener prevista una tipografía auxiliar para estos casos y que no rompa la identidad.

  • Estilo de fotografía
    Las imágenes que comprendan tu marca deben estar en concordancia con la paleta de colores, deben contar una misma historia y conformar un sistema en sí mismo. Ya sea que las elijas por cuestiones cromáticas, por composición fotográfica, por elementos que se repiten, por las mismas situaciones o personas… La selección debe estar muy ligada a lo que tu marca quiere comunicar.
  • Patterns/Texturas/Misceláneas
    Son pequeños elementos gráficos que se usan para fondos, bordes, marcos de imágenes, y muchas cosas más. Generan un clima y hacen más amigable algunas piezas de comunicación.
  • Ilustraciones
    Pueden ser parte de una identidad como no, pero si vas por este camino es importante que sean similares y que el estilo corresponda con el tono de tu marca.

Dentro de un sistema hay variables y constantes, los 3 elementos de arriba son las constantes de tu identidad, y las variables son todas las piezas a las que vas intervenir con tus constantes y permitiré que tu identidad se vaya construyendo.

Elementos variables de tu identidad:

  • Imagen de perfil para redes.
    Los avatar de las redes sociales, por lo general, son redondos y cuando el logo no es de esta forma, se suele utilizar una variante del logo. No es lo mismo achicar y ajustar tu logo al formato circular, que diseñar uno de esta forma. Acá juega mucho la versatilidad de tu logotipo y el trabajo que haga el diseñador, para que esta variable del logo no rompa con toda una identidad.
    Y claro está, en todas tus redes sociales tenes que usar el mismo avatar para comenzar a unificarlas y que los usuarios de unos y otros ya relacionen tu marca.

  • Piezas gráficas para difusión
    Cuando tu identidad está diseñada podés tomar ciertas constantes para realizar diferentes piezas que ayuden en la difusión de tu marca. Una tarjeta personal tiene mucha más información que un tag para tus productos, pero menos información que un catálogo de productos o servicios. Se trata de dosificar y aprovechar al máximo el juego que permiten tus colores y tipografía, junto con la información que cada pieza debe tener.
    Y recomendación aparte con este tema, es hacer pruebas de color antes de mandar a imprimir grandes cantidades. El color que se ve en la pantalla no es el mismo que vas a ver en un papel impreso, puesto que la pantalla tiene luz y por eso hay una diferencia entre colores CMYK y RGB.

  • Diseño de redes
    Está buenísimo poder apropiarse de las redes y sacarle todo el jugo posible; el diseño se puede mostrar en 3 lugares: el feed, las stories, las portadas de instagram y facebook. Son muchas áreas y cada una comunica de manera diferente, entonces cuánto más trabajo de diseño tenga tu identidad más recursos vas a tener para utilizar y no ser repetitiva.
    El feed es estático y fijo, se debe aprovechar para mostrar una imagen global de tu marca, el diseño del feed habla muchísimo de tu identidad. Las stories son interactivas, duran 24 hs y tienen que llamar la atención, atraer y mantener el interés para que no salten tu storie sin verla. Las portadas son fijas y dan información rápida para que tu usuario sepa qué va a encontrar si ingresa, ya sea utilizando íconos (previamente diseñados y empalmados con tu estética) o con un título, tiene que leerse y distinguirse bien.
    Todas las áreas de tus redes deben mantener la estética, a través de plantillas prearmadas y diseñadas con tu diseñador o teniendo en claro colores y misceláneas que podés utilizar de manera más libre en las stories.

  • Packaging
    Además del diseño gráfico, en este caso, se utilizan los conocimientos de un diseñador industrial que tiene conocimientos sobre formas, encastres, materiales, soporte, pesos y todo aquello que sea lo mejor para que tu packaging este cuidado tanto en diseño como en funcionalidad.
    Lo primero es definir qué forma va a tener tu packaging y cuál va a ser el material, ya luego se puede ver cómo tu identidad visual se va a acoplar a este nuevo formato y elegir la mejor forma de impresión, puede ser que también sea algo manual de acuerdo a lo que se decida diseñar.
    Me parece importante recalcar que en esta pieza lo más importante es el material y la forma porque es lo que va a cuidar tu producto, tomate el tiempo en analizar todas las variables y que también esto hable de tu marca.

  • Página web
    En la página web se debe meter todo lo referente a nuestra marca, es tu espacio personalizado por excelencia y a todas las partes que la componen podes ponerle un poco de tu identidad. No solamente es la pantalla de inicio, también son los pop ups que se pueden desplegar, las páginas de carga, las páginas de error, el favicon que aparece en la pestaña, los formularios de contacto, el chatbox que podés implementar. Absolutamente todos los elementos que componen una página web pueden estar intervenidos con tu identidad, y acá juega mucho la navegabilidad de la misma y cómo éste diseño habla de tu marca. 

Hay elementos de la identidad que podés trabajarlos vos misma cuando tenés en claro los elementos constantes de tu identidad. Apps como  Canva o Instastories te permiten realizar incluso flyers para difundir, y armar también tu comunicación en redes. Pero otros elementos como el packaging y la web necesitas más conocimientos para tener un trabajo de calidad, y en éstos casos siempre es importante contar con la ayuda de un profesional.

Lo más importante es no romper tu construcción visual, armarte de a poco con los elementos necesarios para difundir tu marca, solicitar ayuda en aquellas cuestiones que exceden tus conocimientos y/o capacidades en función de mantener una identidad visual e ir profesionalizando tu marca para que tu cliente perciba una constancia en tu voz.

Deja un comentario