fbpx
Design Thinking. Cómo te ayuda en tu emprendimiento.

Design Thinking. Cómo te ayuda en tu emprendimiento.

¿Cuántas escucharon o saben lo que es el #designthinking? Para entender lo que este concepto significa y cuáles son sus beneficios hay que comprender que este es un proceso creativo para resolver problemas. Esta metodología fue creada por una empresa de diseño llamada IDEO, y me gustaría compartirles info sobre de qué se trata y como puedn aprovechar este método en sus negocios.

El Design Thinking consiste en una nueva manera de analizar los problemas, lo que permite reducir el riesgo asociado con el lanzamiento de nuevas ideas, ayuda a un aprendizaje más rápido, genera soluciones innovadoras. Es importante conocer el proceso de éste método, sus etapas y cómo aplicar cada una en tu negocio.

Esta metodología se centra en la perspectiva de los usuarios finales y recurre a elementos como la empatía y la experimentación, permitiendo que las decisiones siempre estén basadas en lo que los futuros clientes quieran. Se trata de pensar en función a brindar soluciones desde la imaginación y un pensamiento intuitivo, es generar soluciones no necesidad.

Las 5 etapas del Design Thinkig y cómo aplicarlo en tu negocio:

Empatía
Para solucionar problemas de un grupo en particular hace falta ponerse en los zapatos y empatizar con la situación, pensar cómo ellos, entender porqué actúan de determinada forma y llegar a conocer sus necesidades físicas y emocionales.
Para lograr esto es necesario observar, mucha observación en cómo actúan y toman decisiones, cómo viven las personas a las que queremos llegar. Es esto de conocer a fondo a tu cliente ideal, poniéndote en su lugar y no como un ente externo.
Para llevarlo al plano de tu negocio podés usar las herramientas como las entrevistas en profundida, las conversaciones, el intercambio de mails, interesarte en quién se pone en contacto con vos.
Un producto o servicio bien diseñado es el que parte del entendimiento de las creencias y valores de las personas para las cuales se está diseñando.

Definir
Una vez que tenes identificados éstos estímulos, las motivaciones, las necesidades y gustos de tu cliente hay que procesarlo y definir cuál es la necesidad o el problema que va a resolver tu producto o servicio.
Acá se va a definir explícitamente cuál es el problema que vas a resolver con base en todo el análisis que hiciste de tus clientes, por eso es tan necesario el análisis profundo porque debemos saber para quién estamos diseñando la solución al problema que ellos y nadie más tiene. No da lo mismo ni el problema a solucionar ni el público que analizás, eso tiene que estar muy claro.

Idear
Acá empieza lo más divertido, lo más creativo: tirar ideas, soluciones, posibles caminos que luego van a ser la fuente más importante para desarrollar un prototipo o una solución innovadora. A esto se lo suele llamar un brainstorming o lluvia de ideas que van a responder a la pregunta «cómo puedo solucionar…?»
No importa que las ideas sean disparatadas, no tenga relación con absolutamente nada o las consideres básicas, todo va a servir a la hora de tomar un camino único, y mientras más ideas haya más creativa e innovadora va a ser la solución.

Hacer un prototipo
Esta bueno tener más de una idea para desarrollar y poder comparar resultados y experiencias. Un propotipo es toda aquella versión que sea previo y sea un estado previo, puede ser un precurso, el boceto de una pieza de cerámica, una propuesta de servicio, etc. para poder probar y ponerlo en circulación y ver cómo funciona y cómo se recibe dentro de éste público particular.

Evaluar
Listo! A salir a la cancha y a escuchar lo que del otro lado tiene para decirnos, esto va a ser fundamental para obtener información que mejore el producto o servicio.
En este punto es importante la comunicación que tengamos con ellos y podamos poner en práctica y generar la empatía que se busca en el primer punto. También es importante en esta instancia hacer de la prueba una experiencia real, y hasta apuntar a que sea de uso cotidiano.

Este proceso permite alcanzar un producto final que ira perfeccionándose y ajustándose de acuerdo a las necesidades del cliente. Súper válido para todos los emprendimientos como producto en sí, ya que nuestra marca siempre esta expuesta de mejorar y brindar lo mejor a nuestros clientes, emprender es un experimento en sí mismo: constante, expansivo, de pruebas y errores, de probar e intentar, de buscar la validación siempre de su público.

Deja un comentario