fbpx
El proceso creativo de un logo.

El proceso creativo de un logo.

Antes de tener tu logo lindo, diseñado y terminado hay todo un proceso detrás que muchos no conocen, ni tienen porqué, pero quiero mostrarlo para que se entiendan los tiempos y costos de éste tipo de trabajo. Dentro del mundo del diseño gráfico, la identidad visual (que comienza con el desarrollo de un logo) es lo que más disfruto hacer y a lo que me enfoco desde hace algunos años.

Esto me permitió tener mis procesos internos, tiempos y un paso a paso que sigo a rajatabla porque sino me resulta muy difícil poder enfocar y lograr un trabajo con el que me sienta contenta; es fundamental que mi clienta esté mucho mas contenta que pero yo necesito sentirme satisfecha del trabajo que voy a entregar.

En éste artículo te quiero mostrar mi forma de trabajo a la hora de crear un logotipo para un cliente, desde dónde arranco y cómo termina este proceso de creación de una marca. Un logotipo es la punta de todo un desarrollo de imagen, que se puede hacer todo de una vez o comenzar con un logo.

Envío del Brief

Lo primero que hago cuando voy a empezar un trabajo es enviar una serie de preguntas para poder entender de qué va el proyecto y qué buscas transmitir con tu identidad. Son preguntas que también te ayudan a vos a organizarte y a poner en concreto cuáles son tus expectativas con la imagen que voy a diseñar.
La idea con este brief es que comenzar a conocer a mi cliente y ver cuáles son sus necesidades y de qué manera puedo ayudarla. Las charlas vía skype o por teléfono también las uso, pero creo mucho en la permanencia de la palabra escrita, cuando volvamos nuestras expectativas y necesidades podemos ver claramente el rumbo que queremos tomar.

Investigación del nicho

Además de conocer al cliente y lo que quiere, es súper importante hacer un análisis de mercado e investigar a quiénes serían colegas, competencia, entorno. En ésta investigación comienzo a ver, por un lado, el lenguaje en común y las tipologías más usadas para lograr ser pertinente con el rubro y llegar a un logo competitivo con el resto de los que ya circulan por el mundo. Y por el otro, empiezo a notar si hay algún vacío en donde pueda plantear un diferencial. Más allá del diferencial que el mismo emprendedor me marque como importante de transmitir, para mí es importante encontrar un diferencial gráfico muy sutil para poder explotar la originalidad y la creatividad.

Dar lugar a la creatividad

Luego de toda la investigación llega el momento del boceto, de la puesta en página de las ideas, de agarrar el lápiz y el papel y empezar a crear. Esta es la parte más divertida y tangible del proceso, en donde comienzo a unir la información de mi cliente y la investigación propia. Mi técnica es pensar un partido conceptual lo suficientemente grande y rico para comenzar a diseñar varias alternativas, probar distintas tipografías y colores.

Me gusta presentar diferentes bocetos y que mi clienta pueda elegir uno o empezar a mezclar cosas de uno con el otro. La creatividad para mí es eso: la mezcla, el collage, la unión de universos.

Emprolijar y ser detallista

Una vez que terminaron las rondas de corrección porque hay un camino gráfico elegido, es el momento de entrar en los detalles de tamaños, de ajustes tipográficos, de valores cromáticos para web y para impresión.

Es una etapa más técnica en donde me pongo a ordenar todo mi trabajo, a dejar asentado la toma de decisiones para una elección gráfica. Acá comienzo a diseñar lo que llamo manual de marca, para que mi clienta reciba todas las indicaciones de cómo y cuándo usar su logotipo.

Entregar el trabajo

Cuando ya mi cliente aprobó todos los cambios, es cuando comienza el cierre del trabajo y el envío de los archivos en todos los formatos pautados junto con el manual de marca con las indicaciones para que el cliente pueda usar su logo de forma correcta.  
Esta es la parte del proceso que más nerviosa me pone porque no me gusta perder el detalle ni entregar cosas fuera de tiempo, y quiero que mi cliente reciba las cosas listas para usar.
Al ser una entrega en formato digital, no tengo que invertir en un packaging pero sí invierto tiempo en mandar los archivos junto con un mail muy personal dando una devolución de cómo fue trabajar en el proyecto, y algún regalo que mi cliente pueda usar.

Cualquier duda que tengas con respecto a mi proceso de trabajo, podemos hablarlo. Te comparto mi metodología para que conozcas un poquito más de mí o para que saques ideas sobre cómo organizarte en tus tareas; soy de las que piensan que la organización y los pasoapaso son la base de todo emprendimiento.

Deja un comentario