fbpx
Los métodos de impresión que existen

Los métodos de impresión que existen

Qué importante es tomar la decisión de llevar tu #emprendimiento al mundo impreso, porque uno se va acostumbrando a lo efímero que tiene el universo digital, a borrar cuando no querés más una imagen, a archivar una publicación porque no te gustó lo que escribiste, a editar y editar todas las veces que quieras. 

El mundo impreso es permanente porque cambiar algo implica una doble pérdida tanto en dinero como en tiempo, ya que preparar el archivo, ir a la imprenta y accionar todo lo que es la distribución de ésas piezas se repite cada vez que queremos modificar algo.

Y cuando ya tenes listo tu diseño, viene la pregunta ¿en dónde imprimo? ¿cómo lo imprimo? ¿qué me conviene? Entonces me pareció interesante hacer un artículo breve y conciso sobre cuáles son los métodos de impresión que existen, mostrar algunos ejemplos para que puedas elegir cuál te conviene. Y tener en cuenta el tipo de soporte en donde vas a imprimir también es muy importante, porque todo hace a la experiencia de usuario, querés que tu #clienteideal se lleve la mejor idea de tu marca, y que ésta pieza también comunique desde el tacto, desde lo visual y lo sensorial.

Los métodos que existen principalmente son 6:

Impresión digital

Este es un proceso que consiste en la impresión directa de un archivo digital a papel común o fotográfico, película, tela, plástico, etc… Dentro de éste método se encuentra la impresión por inyección de tinta (cartuchos) y la impresión láser (el tóner). Es ideal para proyectos de impresión de bajo volumen y con tiempos de entrega súper cortos, porque no requiere tiempo de secado o enfriamiento ya que trabaja con tintas livianas.

Este tipo de impresión es la más utilizada, y puede también usarse para sublimación de telas u objetos varios. La impresión digital tiene una doble vertiente: el pequeño y el gran formato y en lo que respecta a las impresiones de gran formato conocidas como Gigantografías, se pueden encontrar equipos de impresión con tintas látex que son menos nocivas ecológicamente.

Impresión offset.

El offset es un sistema de impresión indirecta porque la imagen no pasa de la plancha al papel directamente, sino que pasa de la plancha a un caucho y del caucho al soporte final. Gracias a la flexibilidad del  caucho, la tinta es capaz de impregnar superficies con texturas irregulares lo cual da una mayor calidad. 

La plancha es un soporte plano y metálico que por una cara lleva una película fotosensible y lipofílica, al ser monocromáticas solo pueden transferir un color por lo que la imagen tiene que estar preparada y descompuesta según el modelo de color CMYK (Cian, Magenta, Yelow, black), por tanto para imprimir una imagen a color se necesitan 4 planchas.

Una vez que las planchas están listas, se colocan dentro de la máquina impresora y a través de un mecanismo con rodillos (que están en contacto con agua y tinta) y gracias a la naturaleza lipofílica de la plancha, la zona con la imagen recibe la tinta y la que no lleva imagen no recibe nada. De esta forma se transfiere al caucho la forma de la imagen con la tinta, y ésta es la encargada de transferirla al papel, que pasa por otro rodillo y sale con la imagen transferida.
Las ventajas de éste método:  la reproducción de la imagen en papel es exacta, se puede usar todo tipo de papel ( La impresión digital está más limitada en este caso), es económica  cuando hablamos de tiradas medias y grandes, y permite controlar los colores exactos además podés usar tintas especiales como el oro y plata, aplicar barnices, etc.

Flexografía

Éste es un sistema de impresión en altorrelieve usado, mayormente, para la impresión de packaging, a partir del uso de planchas flexibles. El proceso empieza depositando la tinta sobre la plancha en negativo, luego la plancha presiona el sustrato imprimible, dejando la mancha de la tinta en la superficie con la forma definida previamente. Lo especial de esto que se imprime un solo color, por lo cual habría que repetirlo las veces que sean necesarias hasta alcanzar la mezcla de colores deseada.

La plancha que se usa es flexible y queda bien ajustada al cilindro, y como son sensibles a la luz (están hechas en fotopolímeros) permiten un mayor detalle en sus acabados. Las tintas son de secado rápido entonces la impresión permite ahorrar tiempo, y al ser tintas translúcidas no importa cuántas capas realices, nunca un color va a tapar al otro, al contrario se van a mezclar.

Y las ventajas que ofrece éste método, es que podés imprimir sobre superficies irregulares (cartón corrugado, por ejemplo), y su sistema es muy fácil de mantener, si bien las planchas tienen un costo elevado a la larga te permite ahorrar en procesos de impresión.

Impresión tipográfica.

Es un sistema de impresión directo que se basa en el uso de planchas en las que las zonas que deben imprimir sobresalen y están impregnadas de tinta. El papel se coloca en contacto con las planchas, que lo presionan y le transmiten la tinta y así queda impreso. Los tipos móviles son prismas rectangulares que tienen en un extremo un saliente con la forma impresora, puede ser monotipia (una sola letra) o linotipia (una línea que compone una oración). Se usan tintas grasas, a base de aceite y recinas sintéticas que se secan por penetración, e imprime sobre soportes celulósicos, como papel, cartulina y cartón, resistentes, que soporten la presión de la forma impresora.

Las ventajas que ofrece éste sistema es que se pueden realizar bajas tiradas y no hay pérdida de calidad a lo largo de las impresiones. Se puede imprimir en casi cualquier tipo de soporte celulósico.  Hoy por hoy se lo utiliza para trabajos de autor, como impresión de libros y tarjetería.

Huecograbado.

El huecograbado es un sistema de impresión directa que utiliza el sistema inverso de la impresión tipográfica: las áreas impresoras (las zonas de imagen) están más bajas que las no impresoras (las zonas de no imagen). No se usan planchas ni tipos móviles sino que las formas impresoras son rodillos de acero recubiertos de una lámina de cobre. En este cilindro se graba, mediante un sistema mecánico, la imagen a imprimir de manera que se configuran tramas comprestas por minúsculas concavidades llamadas celdas o alvéolos. Para imprimir, éstos se llenan de tinta, de modo que ésta se transfiere al papel gracias a la presión del cilindro de cobre y con la ayuda de un cilindro de impresión revestido de goma.

Usar este tipo de impresión es buenísimo cuando queremos que la imagen tenga una buena calidad y la tirada sea de gran volumen, el costo total es bajo y la calidad de reproducción de imágenes es muy buena.

Serigrafía.

Es un método de impresión directa que posibilita reproducir una imagen sobre diferentes tipos de material sin que se pierda calidad pese a las repeticiones del estampado. La técnica se lleva a cabo con la transferencia de tinta mediante una malla que se encuentra tensada en un marco.
A partir del diseño que se quiera estampar se descompone el diseño (de acuerdo a los colores que tenga) para crear las pantallas que se deseen estampar. Lo que sigue es armar los shablones necesarios para realizar la estampación.
Con este sistema podes imprimir sobre cualquier tipo de soporte: blanco, transparente, de color, grueso o fino, áspero, rugoso o suave, de forma regular o irregular, mate, semimate o brillante, pequeño o grande, de forma plana o cilíndrica. Y lo genial es que se pueden emplear todo tipo de tintas con diferentes gruesos de capa por depósito de tinta, calidades opacas, transparentes, mates, semimates, brillantes, fluorescentes, reflectantes, barnices y lacas, vinílicas, acrílicas, o de los componentes, al agua, etc.

Después de toda esta info espero que tengas más claro cuál es el sistema que te conviene, con cada ejemplo podés ver la diferencia que hay en cuanto a impresión y cómo es el efecto del acabado. De acuerdo a la pieza que vas a imprimir y lo que quieras comunicar/transmitir es el método que vas a utilizar, dejate llevar y vola un poco con la imaginación.

Deja un comentario